viernes, 12 de diciembre de 2008

Maestro DeRose


En 1960 surgió el más joven profesor de Yôga del Brasil. Era el profesor DeRose, entonces de 16 años de edad, que comenzaba a enseñar en una conocida sociedad filosófica.
En 1964 fundó el Instituto Brasileño de Yôga. En 1969 publicó su primer libro: "Prontuário de Yôga Antigo", que fue elogiado por el propio Raví Shankar, por la Maestra Chiang Sing y por otras autoridades.

En 1975, ya consagrado como un Maestro serio, encontró el apoyo para fundar la Unión Nacional de Yôga, la primera entidad en congregar instructores y escuelas de todas las modalidades de Yôga sin discriminación. Fue la Unión Nacional de Yôga la que desencadenó el movimiento de unión, ética y respeto mutuo entre los profesionales de esta área de enseñanza. Desde entonces, la Unión creció mucho y cuenta hoy con cientos de Unidades prácticamente en todo el Brasil, en Argentina y en otros países de América Latina y Europa.

En 1978 DeRose lideró la campaña para la creación y divulgación del Primer Proyecto de Ley para la Reglamentación de la Profesión de Profesor de Yôga, lo cual despertó gran movimiento y acalorados debates de norte a sur del país. A partir de la década del setenta introdujo los Cursos de Extensión Universitaria para la Formación de Instructores de Yôga en prácticamente todas las Universidades Federales, Estatales y Católicas.

En 1980 comenzó a dictar cursos en la propia India y a dar clases para Instructores de Yôga en Europa.

En 1982 realizó el Primer Congreso Brasileño de Yôga. También en el '82 lanzó el primer libro dedicado especialmente a la orientación de Instructores, la "Guia do Instrutor de Yôga"; y la primera traducción hecha por un profesor de Yôga brasileño, del Yôga Sútra de Pátañjali, la obra más importante del Yôga Clásico.

En 1995, habiendo completado veinte años de viajes a la India, fundó la Universidad Internacional de Yôga.

En 1997, el Maestro DeRose estableció los cimientos del Consejo Federal de Yôga y del Sindicato Nacional de Yôga. Todos estos son precedentes históricos que hacen del Maestro DeRose el más importante Maestro de Yôga del Brasil, por la energía inagotable con que ha divulgado el Yôga en los últimos treinta años en libros, diarios, revistas, radio, televisión, conferencias, cursos, viajes y formación de nuevos instructores. Formó más de 5.000 instructores y ayudó a fundar miles de escuelas de Yôga, asociaciones profesionales y Federaciones, en Brasil y en otros países.

Defiende categóricamente el Yôga Antiguo, preclásico, denominado Dakshinacharatántrika-Niríshwarasámkhya Yôga, el cual sistematizó y denominó SwáSthya Yôga, el Yôga Ultra-integral. Su espíritu de incansable docente ha permitido que el Yôga Antiguo se encuentre nuevamente en su sitial de filosofía, aclarando con fundamentos incuestionables que la moda de vender Yôga por kilo y por metro pone en peligro la propia identidad del verdadero Yôga. Polémico, controvertido, se tornó célebre por la osada autocrítica con que siempre denunció las fallas del métier, sin por esto faltar a la ética profesional ni atacando jamás a otros profesores. Esto despertó un nuevo espíritu, combativo y elegante, en todos aquellos que son de hecho sus discípulos.

En la actualidad, con veinte libros escritos y un millón de ejemplares vendidos en distintos idiomas, se sitúa entre los más importantes autores contemporáneos que transmiten filosofía, arte y cultura.